Sistemas de iluminación para coches

Por lo general muchos españoles pasan muchas horas en el coche, según un estudio presentado en el año 214, se estima que aproximadamente un sujeto al año emplea 260 horas en él.

Hay quienes toman el coche con gran afecto debido a que viven a unos cuantos kilómetros de casa. Otros aman estar al volante por horas mientras disfrutan de un viaje largo en la carretera.

Desplazarse en coche no solo se hace a plena luz del día, muchas veces cae la noche y se está aún frente al volante, es por ello que la necesidad de viajar por la noche, exigía algún tipo de sistema de iluminación para así alumbrar el camino por el que se iría.

Anteriormente las personas se movían en carruajes, y el sistema de iluminación disponible para entonces consistía en faroles con velas. Al pasar el tiempo los sistemas de iluminación para automóviles han evolucionado notablemente y de manera excepcional, brindando una mayor seguridad para los viajes nocturnos.

Los sistemas de iluminación se pueden clasificar en varios tipos, normalmente se divide por el tipo de emisor de luz que lo compone, estos pueden ser de vela, gas o aceite.

Hace unos cuantos años atrás, justamente en la era pre-automóvil, los carruajes utilizaban velas para iluminar el camino en la noche y cuando la niebla cubría la zona en la que se transitaba. Los más avanzados y con mayor lujo, disponían de un farol trasero acompañado de un cristal rojo.

Iniciando el siglo XX se comenzó a utilizar el sistema de iluminación mediante una batería de 8 voltios. Debido a que la vida de las bombillas solo duraban escazas horas.

Más tarde, el avance de la óptica en el sistema de iluminación para automóviles fue evolucionando con mayor fuerza, y para evitar deslumbramientos a los otros conductores que circulaban en el otro sentido del camino, se diseñaron nuevos avances. Los cristales de los faroles iban tallados, para tratar de controlar el haz de luz y así evitar posibles accidentes.

Y como los automóviles iban evolucionando, así mismo su sistema de iluminación. Más tarde nacieron las lámparas incandescentes, rellenas con gas halógeno. Este sistema brindaba mayor potencia y mejor durabilidad.

Así que poco a poco el sistema de iluminación para coches ha evolucionado en gran manera, mejorando la calidad de manejo nocturno. Una opción perfecta para mejorar nuestro sistema de wiluminación en el coche, son las bombillas h7.